Comprar un vibrador



Para comprar un vibrador hay que tener algunos puntos en cuenta. Cada persona es diferente y su forma de estimularse también debería serlo. Por lo tanto los materiales, la forma, el tamaño o el color son puntos a tener en cuenta a la hora de elegir un vibrador

Vibradores clásicos Vibradores realísticos Vibradores conejito rampante Vibradores sofisticados

Tipos de vibradores

Clásicos

Los vibradores clásicos son los vibradores más comunes. Normalmente disponen de un regular de valocidad desde el que puede seleccionar el modo de funcionamiento. Existen variedad de tamaños y colores.

Algunos de ellos incluso pueden ser resistentes al agua, para poder usarlos en la bañera o en la ducha con total discreción.

Realísticos

Este tipo de vibradores realísticos intentan imitar en todos los sentidos a un pene real. Se cuida todo lujo de detalles para que la experiencia sea lo más parecida. La forma, el color, incluso se utilizan materiales que simulan el tacto de la piel y la carne humana.

Al igual que los vibradores clásicos existen gran cantidad de tamaños, y dependiendo de las calidades la similitud a un pene real estará más o menso conseguida.


Masaje

Los vibradores de tipo masaje permiten estimular casi cualquier parte del cuerpo. A diferencia del resto de vibradores estós no están diseñados únicamente para estimular las zonas erógenas. Dentro de estos vibradores las posibilidades en formas y tamaños es casi ilimtada.

Hay algunos que incluso tienen formas graciosas de monstruos o pulpos, y otros más clásicos que constan cde un cabezan para masajear el cuerpo.

Punto G

Este tipo de vibradores están diseñados con formas específicas para conseguir estimular el punto G de las mujeres, algo muy valorado entre el público femenino.

Estos vibradores pueden presertarse con diversas formas y tamaños, pero tienen en común una curvatura adecuada para estimular con facilidad está zona erógena en particular.


Conejito rampante

Conejito rampante

Desde su aparición en la famosa serie de televisión de "Sex in the city", estos vibradores no han parado de ganar fama hasta convertirse en un de los objetos de placer más deseados entre las mujeres.

Los vibradores de tipo conejito rampante están diseñados para poder estimular al mismo tiempo la zona del clítoris y la vagina, ¿se puede pedir más?

Sofisticados

Los vibradores sofisticados suelen ser la opción para los consumidores más exgentes. Estos juguetes ofrecen prestaciones muy completas a la hora de estimular. Algunos incluso recogen las pulsaciones del cuerpo para proporcionar las sensaciones más excitantes.

Muchos de estos vibradores se han diseñado para disfrutarse en pareja, permitiendo tener relaciones íntimas con la pareja al mismo tiempo que se utiliza, consiguiendo que ambas partes tengan una experiencia sexual única.


Qué se debe tener en cuenta para elegir un vibrador

A la hora de buscar juguetes y accesorios que generen placer, el vibrador es uno de los más atractivos. Sin embargo, la gran diversidad de modelos y estilos hace que muchas veces la decisión no sea tan fácil como parece. Para ello, existen algunos tips y consejos que se deben seguir para lograr el mejor placer en la utilización.

Al ser un accesorio de uso personal, es fundamental que se tenga bien en claro qué es lo que a cada uno le gusta. Como se dice, para gustos no hay nada escrito y cada uno es distinto. Por esta razón, lo primero que se debe pensar es en las cosas que más te excitan ¿Prefieres la penetración o algo que haga masajes suaves en la zona del clítoris? ¿O tal vez los dos a la vez? ¿Tienes alguna zona en particular que te estimule más? Una vez que detectes con claridad este punto, la elección será más simple.